lunes, 2 de abril de 2012

Ganchilleando, ganchilleando.

Como ya os comentamos en su día
todo es bueno para nuestras manos.

Y en este caso el protagonista en el ganchillo.
Un arte sencillo y complejo a la vez.
Los puntos no son especialmente difíciles
de aprender, pero de ahí a que salga bien... Va un trecho.

Bueno, pero se hace lo que se puede. 
Os tenemos preparadas unas cuantas fotos
con los trabajos ya realizados.

Una linda mariposa, perfecta para adornar una cortina, o un abrigo.

Un simpático pajarito llamado Pio-pi, bautizado por nuestro niño Aitor.


Y por último, un pescadillo regordete, dispuesto a adornar 
una balda hasta que el mar se seque.



losraticosdelaamparo@gmail.com

2 comentarios:

  1. qé bonito eso de.... "hasta que el mar se seque...".....

    ResponderEliminar
  2. ¡Ey, me encanta el pajarito!

    ResponderEliminar